Tablas de cortar: El plástico es la mejor opción

Cortar, aparte de recibir dinero y contestar el teléfono, debe ser una de las actividades que más realiza un colmadero durante el día. Ya sea queso, salami, pollo o jamón, el acto de apoyar los alimentos en una tabla para pasar el cuchillo sobre ellos es casi un rito que el comerciante detallista realiza a diario, pero sobre el cual hay muchas cosas que se saben.

Pues bien, partiendo por lo esencial, es posible toparse con lo que indica la tradición: las tablas para cortar de madera son las más utilizadas. Aquella afirmación, que resulta ser cierta, terminara perdiendo validez con el transcurso del tiempo. Claro, porque pese a que se ven más “ásperas” y resultan más baratas, las tablas de madera no resulta todo lo higiénicas que debieran ser, sobre todo si pensamos en los clientes.

Es por esto que las tablas de plásticos –especialmente las de color blanco- se están haciendo más populares entre los comerciantes de provisiones de todo el país quienes las están adoptando con bastante frecuencia.

La principal ventaja de las tablas plásticas por sobre las de madera es que su desinfección es mucho más rápida y fácil en el caso de las primeras. Esto porque la madera es un material que proviene de la naturaleza y, por esta razón, en él germinan con mucha mayor facilidad todo tipo de bacterias y hongos que, más temprano que tarde terminan contaminando los alimentos  que se posan sobre ella.

Por el contrario, un pedazo de plástico es un objeto completamente inerte, que presenta muchas menos posibilidades de criar y juntar microbios, sobre todo después de ser limpiado y desinfectado, situación que debe ocurrir periódicamente al día.

Ya lo sabe, si tiene sobre su mostrador una tabla de cortar de madera, no lo piense mucho y vaya cambiándola por una de plástico. Es la alternativa más higiénica que puede brindar a sus clientes y no resulta una inversión significativa para su bolsillo. Y recuerde: lo más importante es que la mantenga limpia y desinfectada. Sus clientes, especialmente los niños de su vecindario se lo agradecerán.

Written By
More from Mi Colmado

Jalao de coco

Recuerdo esas llegadas del colegio,cruzando al colmado y comprando mis jalaos de...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.