Es tiempo de reaccionar

El comercio detallista de provisiones enfrenta difíciles momentos, aunque aún está a tiempo de reaccionar. La única manera de que la situación comience a cambiar es cerando filas en torno a la consecución de objetivos comunes y sensatos, que contemplen a todos los integrantes de este importante sector de la economía nacional.

Como efecto de la globalización, la llegada de supermercados y de grandes almacenes en barrios, la red establecida de colmaderos se ha visto muy afectada. Esto, debido en gran parte al poder de compra de las cadenas, quizás demasiado superior al de los colmados. La reacción de los comerciantes detallistas ante el fenómeno ha sido individual y aislada. De esta manera, el sector ha debido llegar a medidas extremas para poder ‘’competir” como es la utilización, por ejemplo, del delivery hasta para enviar un par de pilas o guineos a determinados clientes. Los comerciantes detallistas, además, deben incurrir cada día en más gastos para hermosear sus colmados, mejorar la iluminación e implementar nuevos servicios como la venta de sandwiches y picaderas. Al mismo tiempo, se dedican con mayor ahínco a la selección de sus empleados, a mejorar la variedad de ofertas y marcas y a combatir con ingenio los apagones.
Todo este tipo de reacciones demanda una inversión y como generalmente no existe acceso a financiamiento de la banca formal, deben apelar a recursos provenientes de prestamistas usureros, lo que final-mente está causando el cierre de muchos colmados. Además, y pese a que constituye una ayuda fundamental para muchas familias dominicanas, los mercados de INESPRE constituyen también una fuente de competencia indirecta para los miles de colmaderos del país. La única manera de enfrentar esto es generando la unidad del comercio detallista y, aunque ha habido tentativas anteriores, éstas se daban en condiciones muy diferentes a las existentes hoy.
En este momento es una necesidad imperiosa que las diferentes asociaciones se sienten en la misma mesa y se REUNAN en pos de lograr los objetivos en común que todas poseen. Por el bien del sector detallista dominicano, de la población de menores recursos y de esta tradicional institución criolla llamada COLMADO.

FENACODEP LO ADVIERTE
Precisamente en la página no. 3, de la edición 264 de el periódico “El Detallista”, la Federación Nacional de Comerciantes Detallistas advierte que los días del colmado pueden estar contados.
El comercio detallista de colmado necesita desarrollar en este momento una estrategia que lo conduzca a sobrevivir frente a una política de cerco y aniquilamiento que se lleva a cabo de parte de grandes cadenas de supermercados que se quieren repartir el mercado minorista, instalando formatos grandes, pequeños y medianos en toda la geografía nacional.
Aprovechando la falta de regulación en ese sentido, los grandes supermercados han entrado en una guerra no solamente por el consumidor de clase media, sino que además han penetrado a los barrios buscando el consumidor de menor ingreso.

Tags from the story
, ,
More from Huascar Valdéz

Nunca diga “No hay”

Una de las trabas más grandes al momento de relacionarse con sus...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.