Bodega Cristal

La ubicación estratégica frente a Caribe Tours de Bodega Cristal ha sido vital para que se mantenga en una zona en la que no abundan las viviendas. Esa y otras consideraciones fueron ofrecidas a Mi Colmado por José Encarnación, quien lleva cuatro meses administrando el establecimiento, con la finalidad de hacerlo florecer nuevamente.
“Ellos se paran ahí, salimos allá y le llevamos la mercancía”, precisó sobre el concepto de autoservicio con el que cuentan, a través del cual el cliente desde afuera, montado en su vehículo es atendido por los empleados en un tiempo record. Explicó una buena parte de la clientela que va a sentarse al negocio son personas que van de paso, no vecinos. Precisamente, una malla tipo bajante está instalada para resguardar de la luz solar a quienes se queden en el local. La zona es de mucho movimiento, ya que al encontrarse en una avenida transitada, como lo es la Leopoldo Navarro, el flujo de gente nunca para. La terminal de autobuses de Caribe Tours, el Centro Médico Otorrino y el Palacio de la Policía Nacional son los principales negocios que siempre hacen sus pedidos en Bodega Cristal. Mayormente se vende bebidas, aunque de manera curiosa el público no opta por bailar comúnmente. Las características que definen a Bodega Cristal son la rapidez, porque el grueso de compradores es de los distintos domicilios. Asimismo, agregó que siempre tienen las cervezas bien frías, lo cual es una de las demandas del público en general. “Es muy importante, ese es un mercado que el que lo mantiene, siempre está haciendo que le lleguen más clientes”.
“Los sándwich salen bien porque por aquí hay muchas oficinas públicas, vendemos alitas picantes y club sándwich también”, detalló sobre lo que preparan en el establecimiento, a lo que suman batidas, lo cual a su entender es muy favorable porque tanto en las oficinas públicas como los transeúntes aprovechan para comprar. José señala a Romeo y a Anthony Santos como los principales artistas que suenan en la bodega, pero también menciona la salsa como uno de los géneros que son colocados con frecuencia. Las 24 horas de energía eléctrica que recibe la zona, ayudan a mantener los productos adecuadamente refrigerados. A su juicio, la primera mitad de 2018 no ha sido nada fácil económicamente hablando. “Está medio difícil. En tiempo de calor siempre la venta tiende a subir, pero no se vieron aumentos”. Afirma que la inseguridad no les ha afectado, valora como positivo el patrullaje policial en la zona, además cuenta con un sistema de cámaras de seguridad.

Su historia
Nativo de San José de Ocoa, pero emigró a Santo Domingo cuando tenía 20 años de edad para poner su primer colmado. “Yo empecé con cinco mil pesos hace 30 años”, indicó con orgullo. En ese tiempo las cosas han evolucionado, y con sus altas y bajas, ha tenido más de diez colmados. Por esa razón el hoy padre de tres hijos enfatiza que: “Con eso se nace”. Luego de tres décadas de experiencia, José Encarnación sigue considerando el negocio del colmado como “muy bueno” en cuanto a rentabilidad se refiere. “Depende del que esté adentro, pero los colmados rentan bien”, aseguró al tiempo de confesar que ha tenido muchas malas experiencias con los encargados de las cajas durante todos estos años. “Algunos encargados me han bajado hasta 100 mil pesos en un sólo mes”, narró como un trago amargo. Sostuvo que si el colmado tiene mucho capital y el dueño no va mucho al negocio, no nota en lo inmediato la falta de dinero. A Juicio de José, las claves en cuanto al cliente se refiere son el buen servicio y tener la variedad para poder complacerlo. Además de la rapidez, se empeñan por tener la cerveza bien fría para refrescar a sus clientes.

Tags from the story
,
More from Huascar Valdéz

Cuídese de los vivos

Señor colmadero, usted no sólo debe estar alerta contra los ladrones o...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.