Bodega Copacabana, dueña absoluta de una esquina clásica de Villa Consuelo

Ubicada en la intersección de las calles Barahona y Bartolomé Colón, la Bodega Copacabana al abrir sus puertas cada día se adueña del gran movimiento de personas en esa zona de Villa Consuelo por tener el ambiente que el público prefiere.

Su nombre surge precisamente de la intención de poseer uno característico que fuera acorde con la “esquina clásica” del populoso sector.

Con la expresión “aquí los karaokes son a casa llena”, el encargado Wilton Rafael Hernández describió el ambiente que se vive cada quince días en el popular establecimiento.

El colmado tiene alrededor de 8 años granjeándose el apoyo tanto de los vecinos como de los clientes que van de paso en el sector. Los últimos dos años ha estado en manos de Hernández, con quien conversamos.

Se trata de un establecimiento beneficiado directamente de los visitantes a la clínica Rodríguez Santos, que le queda a media esquina de distancia, por lo que siempre se puede observar un movimiento de gente comiendo.

Pero las actividades como el dominó también tienen gran impacto en el colmado a partir de horas de la tarde. Esto combinado con las celebraciones de karaokes, donde una gran cantidad de público se da cita para cantar y compartir.

Por la citada razón de la cercanía del centro de salud, la mayoría de los clientes se desplazan hasta el colmado, aprovechando el negocio de pollo al horno que está en la acera. “Se comen su pollo y así se beben su cerveza o el refresco” señaló al tiempo que explicó que esa misma gente mantiene el ambiente

Es por esto que el delivery sirve tanto de entregador de pedidos como de dependiente, según lo amerite la situación. Se le atribuye aproximadamente el 30% de las ventas, según dijo Wilton.

“Aquí se escucha mucho la bachata, salsa, merengue y dembow”, refirió el experimentado colmadero sobre los ritmos favoritos de los asistentes al colmado.

Expresó que en Copacabana se mantienen haciendo actividades para el público. “Se hacen muchos cumpleaños, se hacen sancochos y asopaos”.

Con respecto a como va el año económicamente hablando dijo que va bien, comparado con la situación, que las ventas se mantienen.

En la actualidad Copacabana cuenta con cuatro empleados, uno de los cuales hace las veces de delivery y/o dependiente.

Aunque el negocio tiene su inversor “que le aguanta bien” es sólo por si acaso, ya que describió el servicio de energía eléctrica como excelente.

“Gracias a Dios aquí la seguridad hasta ahora ha sido perfecta”, sostuvo en referencia a la ausencia de problemas dentro del local y con delincuentes. Atribuyó al buen patrullaje con el que cuenta Villa Consuelo, la tranquilidad que se respira en el negocio. De igual manera cuentan con un sistema de vigilancia por cámaras de seguridad.

Afirmó que la limpieza y los precios asequibles son las características principales que tiene Bodega Copacabana, ya que siempre mantienen el negocio bonito y no abusan con los precios.

Convivencia

“Hasta ahora hemos sido muy cuidadoso con eso y los vecinos, gracias a Dios, no se han quejado con nosotros, porque tratamos de mantener la cosa controlada y al nivel que tiene que ir. Mantenemos el radio al volumen que lleva para no molestar al vecino”.

Wilton Rafael Hernández

Nativo de San Francisco de Macorís, cuenta con 12 años de experiencia en el colmado, siempre de la mano de su jefe y amigo Edwin Cruz, bajo su amparo emigró hacia la capital para iniciar su trabajo en un establecimiento del Mirador Sur.

Written By
More from Mi Colmado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.